lunes, 2 de noviembre de 2009

Es lo que hay...


Una de las cosas que más me fascina de mi trabajo es el trato con las personas.Siempre aprendo algo nuevo de ellas. Cada día viene alguien a contar un problema, a pedir una solución, a desahogarse un poco, incluso a llorar porque está al límite de su capacidad de aguante. Varias veces he escuchado a uno decir que se va a suicidar... todavía no lo ha hecho, pero no descarto que algún día lo lleve a efecto, porque lo cierto es que hay personas a las que la vida no trata bien y sin ellas merecerlo. Otras personas, en cambio, se buscan los problemas o vienen a pedir ayuda cuando ya están con la soga al cuello. No sé por qué, pero hay una concepción de que ir a consultar a un abogado sale caro, pero en realidad lo que sale caro es pedirle que te resuelva el problema por no haberle consultado antes!!!

En el día a día se escuchan todo tipo de cosas. Esta misma mañana, cuando despedía a una cliente, tras decirle "buenos días, hasta luego", me mira y me suelta "bueno... pues ya me voy a ver si me arreglan la tetilla" (mientras señalaba su pecho izquierdo). Me he quedado tan cortada que ni me he atrevido a preguntar... Pero los más graciosos son los que "saben" más Derecho que tú o te vienen con el cuento de que un amigo suyo, que es abogado, por supuesto, le ha comentado tal y tal cosa, y que debería enfocarse así el asunto. A veces hay que morderse mucho la lengua porque no es plan de ponerse a discutir ni ir dando lecciones de Derecho en 5-10 minutos vía telefónica. Aún así, no olvido que tengo delante a una persona, no un objeto inanimado, sino a alguien que tiene una gran preocupación porque está al borde de la insolvencia, o le van a imponer un régimen de visitas con sus hijos, o le va a subastar su vivienda la Seguridad Social, o está privado de libertad, o sufre porque los Bancos no le dejan respirar. Siempre he pensado que los médicos y los abogados tienen profesiones parecidas, intentamos ayudar a las personas dando solución a sus problemas, ya sean físicos, psicológicos, personales o patrimoniales. Las personas se "desnudan" ante nosotros, que somos completos desconocidos para ellos, y entiendo que esto no es agradable. No todo el mundo tiene la misma paciencia ni puede asimilar que los asuntos, una vez que comienzan el iter procedimental, escapan hasta cierto punto de nuestro control en cuanto a los tiempos se refiere. Son incontables las veces que se quejan los clientes de lo lento que va "lo suyo"... La bronca nos la solemos llevar los abogados, que armados de paciencia hasta los dientes, explicamos que los retrasos en Justicia están a la orden del día. Por eso, siempre que nos encomiendan un caso para presentar una demanda, contestarla o hacer cualquier gestión ante un Juzgado, hacemos la misma advertencia "no esperes que se solucione de un día para otro, cada Juzgado tiene su ritmo y marca sus tiempos." No me gusta engañar a la gente ni crearle falsas expectativas. Por ejemplo, hoy ha llegado una citación para un juicio, para el 2 de junio de 2010!!!!! Y en un procedimiento ordinario ante los Juzgados de Primera Instancia de Madrid, presentamos la demanda en abril, fue admitida en mayo, y todavía no han notificado la demanda a la otra parte. El Servicio Común de Notificaciones y Embargos tiene varias sedes, Capitán Haya, Ma. Molina, Ciudad Lineal, Ocaña, Sol, Iglesias, a las cuales les corresponden unos sectores. Según nos informaron en desde sede correspondiente, el retraso de 6 meses en notificar la demanda es lo "común"... y yo pensé "claro, es que es el servicio Común, cómo no???" grrrrrrrrr

El tiempo no pasa para todos por igual... a algunos se nos va de entre las manos sin que podamos hacer nada para detenerlo o lentificarlo. Supongo que es ley de vida: nunca estamos conformes porque a veces queremos que el tiempo se paralice y otras veces deseamos que pase volando, pero bueno... es lo que hay!!!

Feliz día, tanto para los torcidos como para los derechos!!!!




Real Decreto 1415/2004, de 11 de junio, por el que se aprueba el Reglamento General de Recaudación de la Seguridad Social.

Artículo 114. Capacidad para licitar.

Con excepción del personal de la unidad recaudación ejecutiva, de los tasadores, de los depositarios de los bienes y de los funcionarios directamente implicados en el procedimiento de apremio, podrá tomar parte en la subasta o concurso, por sí o por medio de representante, cualquier persona que posea capacidad de obrar con arreglo a derecho y que no tenga para ello impedimento o restricción legal.

4 comentarios:

Viena dijo...

Me encanta leer tus andanzas como abogada... Ya se te echaba de menos :)

gabriela dijo...

hola!!!! leí tus andanzas de opositora y me encantaron!! xo te sacaste la oposicion verdad?? y como es q ejerces de abogada???
yo tmb quiero ser fiscal

Violeta dijo...

VIENA: Sí, lo sé... he estado un poco ausente, pero ya estoy de nuevo por aqui!!! Gracias ;D


GABRIELA: Creo que te perdiste los últimos post del Diario... dejé la oposición hace poco más de un año!!! Estoy encantada!! Te deseo toda la suerte del mundo y que siempre mantengas la ilusión por esa meta!!
Saludos

gabriela dijo...

Si, perdona. he pasado otra vez por el blog y confundi un post q pusiste de otra chica q pasó la oposición!!! perdona!!!
Crees q vale la pena opositar?? se pasa muy mal?? cuántas horas al dia hay q estudiar?? y tema vacaciones hay alguna semana para escaparse??
Te admiro mucho, eres super optimista y leyendo tus posts pensaba como alguien pasand por esta oposicion es tan feliz y fuerte??? simplemente admirable!!!